miércoles, 22 de junio de 2016

La Música Potencia el Desarrollo Educacional Integral Infantil

¿Quién no ha escuchado los sonidos de la naturaleza perfecta y armónicamente orquestados?, ¿quién no se ha deleitado con los variados y contagiosos ritmos de la música, con la muy especial música clásica que al igual que la popular son capaces de despertar los más escondidos sentimientos y la más bellas imágenes?.

¿Quién es capaz de decir que nuestros niños y niñas en edad maternal y preescolar no están en disposición de percibir, crear y combinar, tanto sonidos como ritmos?.  
La música, además de ser un lenguaje entendido y bien recibido por todos los habitantes del planeta, es una herramienta indispensable en la labor diaria de los docentes, es una forma de comunicación que los niños y niñas comprenden y les hace felices. Su valor es invaluable en todos los aspectos del desarrollo integral, como son la creatividad, la socialización, la coordinación psicomotriz, el lenguaje, la memoria, entre otros. 

De allí que en la Educación Inicial, la integración de los tres aprendizajes fundamentales para el desarrollo del ser social: hacer, conocer y convivir, tienen en la música un aliado fundamental que va unido al proceso de desarrollo y aprendizaje de niños y niñas. 

Por otra parte, se ha de resaltar que no es necesario ser especialista en el área de música para trabajar este aspecto, simplemente la/el profesional de la docencia debe apropiarse de una serie de herramientas que le van a permitir de manera clara y sencilla mediar este aprendizaje. Para ello, es necesario propiciarlo en el quehacer diario, no sólo en el aula, sino en el hogar y la comunidad, empleando todo tipo de música, desde la académica hasta la popular, enriqueciendo su repertorio de trabajo, sus ideas y conceptos a favor de un acercamiento a una cultura musical más amplia.

El desarrollo integral del niño y la niña puede ser potenciado a través de la música. Al interpretar una canción sencilla acompañada de instrumentos de percusión, compartir la experiencia con otros compañeros/as y adultos significativos, se fortalece la socialización. También ayuda a trabajar hábitos, experimentar sentimientos, emociones e incrementar la noción de grupo. Del mismo, modo permite apoyar la adquisición de normas y reglas propias de la actividad musical, potencia el desarrollo motor fino y grueso, al bailar, danzar, percutir su cuerpo, imitar gestos, posiciones y movimientos y establecer relaciones entre su cuerpo y objetos. 



La música contribuye al desarrollo del lenguaje, al favorecer el aprendizaje de palabras y frases nuevas, utilizar otras ya conocidas, e inventar letras para las canciones. Por lo general la herramienta musical más relacionada con la Educación Inicial es el canto, el niño (a) canta cuando juega, al realizar actividades que le son de su agrado, al sentirse feliz y a veces, sin motivo aparente; esto facilita la retención, le da un carácter placentero al aprendizaje, incrementa el vocabulario y propicia una mayor fluidez en la expresión oral. También el canto se constituye en una herramienta clave para el inicio de la lectura y la escritura a través de los ejercicios rítmicos. 

Por otra, parte la música favorece la seguridad del niño y la niña al desplazarse y ubicarse en el espacio y el tiempo. 

Igualmente se ve favorecido el desarrollo cognitivo ya que potencia en el/la niño (a) la capacidad para observar, explorar, escuchar, producir, comparar, formular hipótesis; es decir, permite la construcción progresiva y significativa del pensamiento y sus diferentes tipos de conocimientos mediante la clasificación de sonidos, timbres, materiales; la seriación al ordenar sonidos agudos y graves, discriminar intensidades, establecer relaciones temporales de los sonidos, enumerar canciones, contar instrumentos musicales, entre otras.  

En conclusión, la música como parte importante de la experiencia humana ha generado diferentes aplicaciones que la perfilan como mediadora del aprendizaje.

Para el logro de los aprendizajes musicales es importante crear y desarrollar estrategias pedagógicas continuas y progresivas que permitan al docente u otro adulto evaluar los niveles de aprendizaje, sin apartar del escenario educativo el juego y la recreación, para favorecer el desarrollo del ser creativo, partiendo de la visión de que el niño y la niña son artistas por excelencia. Es indispensable que todo docente de Educación Inicial estime en su justo valor la trascendencia educativa que tiene la música. 

La práctica de la misma debe ser contemplada, no sólo como una obligación, sino como un estudio fundamental digno de la mayor atención.

Fuente: UNICEF


Solicite un programa de ritmo y música con Círculo de Tambores y conozca los que pueden lograr sus alumnos del centro educativo a info@conexionritmica.com o llamando al 9.85962657